PATATAS A LA RIOJANA

Si entramos en la red y buscamos recetas de la abuela, sin duda alguna, no podríamos ni ver un diez por ciento de todo ese increíble recetario. La cocina de las madres y de las abuelas( es como una madre de nivel 3) son la base de nuestra cultura gastronómica, los sabores con los que empezamos a descubrir el mundo. Las primeras veces en tantos platos… cuando pruebas algo, irremediablemente lo comparas con lo que ya conoces, y esto puede suponer un gran descubrimiento o un:” el que hacía mi abuela está más bueno”.

Las mejores croquetas de bacalao que he comido nunca son las de mi abuela, y sus macarrones pasaditos con mucha pimienta y un toque de leche…extraordinarios. Sé que tiro de sentimentalismo y no de objetividad, pero como es mi blog, jijiji. Hacía unas judías pintas con col y chorizo picante que quitaban el sentido, patatas a la importancia, gachas, arroz con leche… Cuenta mi madre que hacia un besugo de llorar. Hay una receta que no he encontrado en ningún sitio, seguramente son aquellos platos que hacía sin darle la mayor importancia y que a nosotros nos volvían locos: huevos a la bola, un cuarto de huevo duro dentro de una masa de croqueta, pasado por harina, huevo y frito. La magia de la sencillez.

Aquí os dejo la receta de uno de mis platos favoritos y que descubrí de ella: las patatas a la riojana.

patatas a la riojana

chup, chup…

INGREDIENTES:

1 Kg de patatas

1 cebolla

1 cabeza de ajos

1 pimiento verde

2 pimientos choriceros

1 chorizo tipo Palacios

1 cucharadita de pimentón de laVera

1 hoja de laurel

aceite de oliva y sal

Rehogamos la cebolla con el pimiento verde y un poco de sal . Añadimos el chorizo troceado, el laurel, la cabeza de ajos entera y seguimos rehogando. Troceamos la patata cortando un poco y partiendo para que suelte la fécula, y la echamos a la olla, tiramos el pimentón damos un par de vueltas y cubrimos con agua. Cocemos a fuego medio.

Mientras tanto ponemos los pimientos choriceros en agua caliente para que se hidraten y poderles sacar la carne de dentro. Una ver estén blanditos, los abriremos y con la ayuda de un cuchillo rascaremos la pulpa.

Cuando  la patata esté lista le echaremos la carne del  pimiento choricero removeremos y dejaremos cocer un par de minutos más.

 

Anuncios

2 comments

  1. En Toledo es curioso, pero hay en bares una tapa también tipica que son los huevos rellenos. En este caso se reboza de bechamel y luego con pan rallado.
    Siempre que vamos es parada obligatoria junto con una buena racion de carcamusas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s